lunes, 31 de agosto de 2009

Caso nº735628: el pueblo contra Azuky Rama.

Cargos que se le imputan:
1) Revolcamiento ilícito sobre cama con el agravante de ausencia de sus propietarios.
2) Consumo de huesos y abandono de pelos en lugares no habilitados a tal efecto.

Foto de la acusada tras ser pillada "in fraganti":

Prueba nº1: hueso en la cama.
Prueba nº2: perspectiva de cama revuelta, tras el levantamiento del hueso.

Video del interrogatorio:
video

La defensa solicita sean tenidas en cuenta como atenuantes las siguientes circunstancias:
1) Tras minuciosas pruebas psicoténicas se concluye que la acusada posee un carácter irrancional e impulsivo intrínseco a su naturaleza canina.
2) Largas horas de soledad incompatibles con su misión como animal de compañía.
3) Negligencia en el cumplimiento de las funciones de los propietarios al no dejar la puerta del domitorio cerrada proveyendo de las oportunas barreras físicas de acceso.

A la vista de las pruebas aportadas, ¿cuál es el veredicto del jurado?

¡Vota en la encuesta, el 1 de octubre sabremos cuál es el resultado!

sábado, 22 de agosto de 2009

Persepolis 2.0: los comics también son cosa de adultos

Os dejo el vínculo a Persepolis 2.0, es una versión que cuenta el proceso fraudulento de las últimas elecciones iraníes utilizando las viñetas del comic "Persépolis", de Marjane Satrapi, que cuenta originalmente la historia de Irán.
La lucha por el derecho a la libertad alcanza multitud de facetas, el comic también.

Persepolis 2.0


jueves, 20 de agosto de 2009

Encrucijada otoñal.

Este año por vez primera desde que tengo recuerdos el verano se me está haciendo largo, espero que eso no signifique también que me estoy haciendo mayor, siempre que oigo a alguien decir "no me gusta el verano" suele ser alguien mayor... pero creo que aún tengo esperanza, porque a mi no es que no me guste, es que se me está haciendo largo.
Si lo pienso un poco se debe en gran parte al ajetreo de los últimos meses, y claro, mudarse es lo que tiene, ajetreo, y si es en verano hay que añadir calor, ¡mucho calor!
El caso es que nos vamos acercando al final de agosto, dentro de poco llegará septiembre, y con él mis vacaciones (¡2ªparte! ¿quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?), y como ya estoy cansaica de verano empiezo a pensar en qué haré el próximo curso.
El otoño siempre me trae esa sensación de vuelta a la confortable rutina de los días organizados, sabidos de antemano, que no deparan grandes sorpresas y que precisamente por eso se disfrutan a veces tanto,porque vas atisbando entre las horas esos momentos placenteros que sabes que van a llegar y en los que te arrebujas, y eso lo convierte en doble disfrute.
También es para mi el momento de los nuevos proyectos, el año de verdad aprovechable empieza en septiembre, es ese cuaderno en blanco e impoluto que todos teníamos cuando volvíamos al cole, el lápiz bien afilado y sin morder, el boli bic todavía con capuchón y la goma de borrar inmaculada, con ese olor a nuevo que tan rápido pasaba al de usado de los deberes a medio hacer y la consiguiente mala conciencia pasajera.
Me lleno de buenos propósitos, mucho mejores que los de año nuevo.Para mi los de septiembre son los alcanzables, los realizables a corto o medio plazo,esos de los que eres capaz de sentirte orgulloso cuando pasan unos meses y ves que, efectivamente, vas cumpliendo contigo mismo, y que representan a su vez una oportunidad real de cambiar o mejorar algo de nosotros.Los del día uno de enero son los imposibles que todos deseamos, que aunque inalcanzables son también necesarios para no olvidarnos de que siguen exitiendo, y que,tal vez, algún día pasen a la lista de los de septiembre.
Y entre tanta planificación y buenos propósitos se vienen encima un aluvión de opciones, todas buenas, todas apetitosas, todas susurrando suculentas opciones en mi subconsciente, que se deja arrastrar por todos esos "¿y si...?".Así que hay que tratar de ser realista y un poco práctico, ya que citando de nuevo a mi abuelo materno y recurriendo al rico refranero español (sí, le gustaban mucho los refranes) hay que tener cuidado porque "el que mucho abarca poco aprieta" y "aprendiz de todo, maestro de nada" y yo soy muy así, agonías y con "culillo de mal asiento".
Llego con esto a la "foto finish", encrucijada de caminos, de opciones, de posibilidades, de apetitosas elecciones que hacen la elección francamente dificil.


La foto es el primer cruce al que se llega al bajar de Montillana, quedó así tras la tromba de agua que cayó la semana pasada y que hizo que el río se desbordara convirtiendo nuestro camino matinal en el apasionante "Rallye Granada-Benalúa de las Villas-Montillana", pero el clío, un valiente, pudo con todo.

domingo, 16 de agosto de 2009

Presencias modernistas en la revista "La Alhambra"

Os dejo un vínculo a un artículo sobre las primeras presencias modernistas en una revista granadina de principios del s. XX llamada "La Alhambra".
Publicado por Teresa Rodriguez Abuin, licenciada en filologías eslava e hispánica:


Presencias modernistas en la revista granadina "La Alhambra"

lunes, 3 de agosto de 2009

Recalentamiento: "cogida" por los paparazzi.

Menudo veranito llevamos. Que hace calor ya lo sabemos todos, nos cocemos en nuestro jugo a 38 ºC con unas sabrosas mínimas de 23ºC, y unos desesperantes 26ºC a las siete de la mañana, caminito del trabajo, que alguien tuvo la ocurrencia de decir que dignifica al hombre (uno que no trabajaba, al menos en julio y agosto, seguro).
Y luego tenemos los incendios, la gripe A, atentados a porrillo, el caso gurtel... una alegría de país, vaya, eso sin ni tan siquiera nombrar a la ya consabida crisis (¿de que hablaremos cuando termine...?).
Que acaba una con el carácter achicharrado.
Pero hay que vivir con la intención de ser felices, y, a que negarlo, en remojo estas cosas pasan mejor.
Así que aquí me teneis, "cogida" por los indiscretos paparazzi de churriana city cual famosilla de tres al cuarto, quién iba a decir que hasta aquí llegarían, aunque más bien diría yo que cual cachalote revolcándose en la piscina de su diminuto acuario, pero que narices, ¡fuera complejos! y cachalote, vale, pero eso sí: ¡cachalote felíz!